La Siberia y Vegas Altas sufren el octavo atraco a un banco en un año


Un individuo que llevaba el rostro tapado atracó ayer a punta de pistola una sucursal de Banesto en Villanueva de la Serena y huyó con un botín de entre 4.000 y 5.000 euros. Un atraco, que supone el octavo de una sucursal bancaria situada en las comarcas de Vegas Altas y La Siberia en el periodo de un año.

Este robo de Villanueva tuvo lugar pasadas las 8.30 de la mañana en la oficina ubicada en el número 164 de la calle Hernán Cortés, cuando un individuo entró en la misma con el rostro cubierto y esgrimiendo una pistola, según fuentes policiales.

En concreto, el ladrón aprovechó que entraba un cliente para acceder detrás de él al banco. La Policía Nacional apunta que, tras hacerse con el botín, éste encerró en el despacho del director al único empleado y al cliente que estaban en ese momento en las instalaciones, emprendiendo posteriormente la huida a pie.

Al parecer, varios testigos de negocios de alrededor señalaron que el presunto autor del atraco vestía «un pantalón de chándal blanco con listas y un chaquetón». De hecho, poco después del suceso, un vecino de la zona vio a un individuo con chándal blanco por las inmediaciones y avisó a la Policía, pero la búsqueda fue en vano.

En la mañana de ayer, agentes de la Policía Judicial se encontraban recabando pruebas en la sucursal, de la que colgaba un cartel avisando a los clientes de que la oficina se encontraba cerrada por «motivos de organización».

Al parecer, la cámara de vídeo de la entidad bancaria captó la imagen del autor del atraco y con ella ya trabaja la Policía.

Tres, en enero

Este de Villanueva de la Serena es el octavo atraco con intimidación sufrido por entidades bancarias de las comarcas de Vegas Altas y La Siberia en un año, y el tercero en este mes. Unos datos que están generando cierta psicosis entre los empleados de banca de la zona.

Hay que recordar que el 15 de enero de este año fue un cliente el que abortó el atraco que intentaba perpetrar un individuo en la Caixa Geral de Navalvillar de Pela, al abalanzarse sobre el atracador. Fruto de ese acto heroico fue detenido por la Guardia Civil el presunto autor del robo y su compinche, que le esperaba en las inmediaciones de la entidad en un coche para emprender la huida.

El 2 de enero de este año fue la sucursal de Caja de Extremadura de la calle Juan Casado de Don Benito la que fue objeto de un robo. En esta ocasión fue un encapuchado el que, presuntamente con un arma blanca, atracó la entidad a mediodía.

Cinco, el pasado año

El 4 de diciembre de 2007 fue robada a punta de pistola la oficina de Caja Rural de Extremadura en Medellín. El suceso tuvo lugar en torno a la una del mediodía y al atracador le recogió otro que le esperaba fuera en un coche, en el que huyeron a toda velocidad. Los dos lograron llevarse varias bolsas con dinero, aunque algunas se les quedaron por el camino después de que un policía local les diera el alto disparando al aire.

Ese atraco en Medellín puso fin a varios meses sin robos bancarios, ya que, hasta entonces, el último que se recordaba era el que tuvo lugar el 19 de abril de 2007 en la sucursal de Banesto de Entrerríos. En esa ocasión los autores fueron dos tipos, también encapuchados, que huyeron en un coche. Sin embargo, sufrieron un accidente, al salirse su vehículo en una curva en la carretera que une Entrerríos con Villanueva de la Serena. Del accidente salieron ilesos y huyeron a pie, atravesando a nado el río Zújar.

No obstante, el amplio dispositivo montado por la Benemérita, que movilizó a unos cuarenta agentes, acabó con la detención de uno de los ladrones, escapando el otro del cerco policial.

El 6 de febrero de 2007 tuvieron lugar otros dos atracos el mismo día, aunque, al parecer, y según informó la Delegación del Gobierno, no tuvieron relación alguna. Por un lado, dos hombres con la cabeza cubierta atracaron a primera hora de la mañana la sucursal de Caja de Badajoz, también en la calle Hernán Cortés de Villanueva, de la que se llevaron unos 40.000 euros de botín. Los ladrones encañonaron a las empleadas con una pistola y luego se fugaron en un coche, en el que les esperaba un tercer individuo.

Poco después era un tipo con la cara cubierta con un pasamontañas el que atracaba una sucursal, también de Caja de Badajoz, en la localidad de Valdecaballeros. Éste amenazó con un cuchillo a la empleada y se llevó unos 4.500 euros, no obstante, a la media hora era arrestado tras montarse un rápido y efectivo dispositivo por parte de la Guardia Civil.

El primero de los ocho atracos citados fue perpetrado a las nueve de la mañana del 15 de enero del pasado año en una sucursal de Caja de Badajoz en La Coronada. Dos fueron los autores, uno de ellos empuñaba una pistola y el otro blandía un cuchillo. Tras el robo huyeron en un coche blanco.

En conclusión, los bancos de Vegas Altas y La Siberia se han convertido en los últimos 12 meses en un campo abonado para los ladrones. Y sólo cuatro de ellos han sido detenidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: