Extremadura registra 14 casos de afectados por calzado contaminado, uno de ellos en Herrera del Duque


El director del Instituto de Consumo de Extremadura, Pedro García Ramos, señaló hoy que en Extremadura se han registrado un total de catorce casos de personas afectadas por calzados contaminados con la sustancia tóxica dimetilfumarato, en su mayoría botas, y se han inmovilizado aproximadamente 4.200 pares a la espera de que un informe señale si están libres de la sustancia nociva y por lo tanto no constituyen un peligro para la salud o deben ser destruidos.

Así lo indicó García Ramos durante su comparecencia ante la Comisión de Cooperación Internacional, Comunicación y Consumo de la Asamblea de Extremadura, a los efectos de informar sobre la alerta sanitaria emitida por el Ministerio de Sanidad acerca de la retirada de productos afectados por el dime tilfumarato en la región y las medidas adoptadas por la Junta.

El director general explicó que hasta el momento y desde que apareció el primer caso en la región, el 29 de diciembre, se han detectado 14 casos de diversas marcas que contenían este producto.

En concreto, los casos han aparecido en las localidades extremeñas de Hornachos, Mérida, San Vicente de Alcántara, Herrera del Duque, Arroyo de San Serván, Navalmoral de la Mata, Cáceres y Badajoz.

En cuanto a las marcas de calzados contaminados con la sustancia tóxica, el director del Instituto de Consumo de Extremadura señaló que proceden generalmente de China pero también de países asiáticos. Estos productos, apuntó, habían sido expuestos al dimetilfumarato que estaba contenido en pequeñas bolsas en el calzado o bien por el contacto con estas bolsas en un gran contenedor.

img090330155908

Según indicó, a partir de la alerta que emitió el Instituto Nacional de Consumo sobre la existencia de productos contaminados por dimetilfumarato, la Administración autonómica comenzó a realizar inspecciones en establecimientos de la región para localizar los productos que pudieran estar contaminados e inmovilizarlos de forma cautelar.

Además, el Instituto de Consumo de Extremadura ha establecido un contacto “permanente y diario” con los mayoristas y minoristas de la venta del calzado a quienes ha hecho llegar una carta personalizada informando del problema y advirtiendo de las responsabilidades que tiene el propio establecimiento de garantizar la seguridad de los consumidores, así como de informar a las autoridades sanitarias o de consumo ante un caso de sospecha.

Pedro García Ramos, director del Instituto de Consumo, durante su intervención en la Comisión Parlamentaria de la Asamblea

Pedro García Ramos añadió que actualmente se siguen realizando trabajos para detectar productos que hayan sido expuestos al dimetilfumarato ya que pueden llegar al consumidor a través de la venta ambulante y porque puede darse el caso de que un ciudadano posea calzado contaminado que aún no haya sido utilizado lo suficiente para que se produzca la reacción a la sustancia.

Asimismo, se realizan muestreos “periódicos y aleatorios” de cuatro ó cinco ejemplares en establecimientos que aún no hayan sido inspeccionados bien para informar del problema o inmovilizar los productos. Al respecto, García Ramos indicó que la “intención” del Instituto de Consumo de Extremadura es que en 2009 se haya llegado a un 30 ó 40 por ciento del censo de establecimientos de la región.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: