Batalla judicial del PSOE y PP por una multa a un edil en Herrera del Duque


La expulsión de un pleno, acompañado por la policía local, y posterior sanción de 300 euros a un concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Herrera del Duque se ha enconado de tal modo que del enfrentamiento verbal habitual en una sesión plenaria entre el grupo popular y el PSOE, que gobierna el municipio, se ha pasado a una batalla judicial.

El Partido Popular formulará a principios de septiembre un recurso contencioso administrativo contra la resolución del alcalde de Herrera del Duque, Saturnino Alcázar, por la sanción que impuso al edil del PP Enrique Carpio, al que ha abierto expediente sancionador “por desobediencia a la autoridad”, explicaba ayer el alcalde, desobediencia que, según el edil popular consistió en intentar hablar en el pleno cuando tenía el turno de palabra el portavoz del PSOE, ya que, según Carpio, éste había hecho alusión a un asunto personal de su trabajo anterior “y pedí la palabra para defenderme porque el reglamento lo permite”.

El alcalde tiene una versión muy distinta del origen del conflicto. Según dijo, no está dispuesto a consentir “actitudes de este tipo” que provoquen altercados entre el numeroso público que llena el salón de plenos de forma habitual.

Según Alcázar, “y están las actas del pleno para quien quiera comprobarlo”, mandó a callar tres veces al concejal del PP, pero el edil, “en una actitud muy beligerante”, insistió en hablar cuando no era su turno.

Para el Partido Popular de Badajoz, la gravedad del asunto está en la sanción de 300 euros porque la multa, según explicó el portavoz Juan Manuel Sánchez, es una demostración de abuso y de arbitrariedad, hablando en términos legales; “no se ajusta a derecho”, puesto que “no se dan”elementos “objetivos” ni “subjetivos” para que “a un concejal se le imponga una sanción por la expulsión de un pleno”.

El alcalde calificó este enfrentamiento de “muy triste” pero que no permitirá que se repita.

Sale adelante la moción de censura contra la alcaldesa del PP de Siruela


La localidad pacense de Siruela (2.200 habitantes) tiene desde hoy nuevo alcalde. El socialista Regino Barranquero es el nuevo primer edil tras la moción de censura presentada contra la que hasta ahora era la alcaldesa, la ‘popular’ Yolanda Barragán.
Según habían anunciado ayer los socialistas en nota de prensa, la moción se presentaba tras “una pésima gestión junto a la falta de interés y la no defensa de los intereses del conjunto de la población”.
“No se han dedicado a gobernar, ni un solo proyecto para el futuro de Siruela (ni para el presente); únicamente han hecho oposición frontal criticando las inversiones realizadas por la anterior Corporación socialista hasta el punto de mantener infraestructuras municipales cerradas solo por el hecho de haberlas construido el PSOE”, según informaban los socialistas.
A %d blogueros les gusta esto: