Extirpar la vesícula biliar, más rápido y mucho más barato


No todos los tratamientos innovadores se realizan en los hospitales de las grandes ciudades extremeñas. Prueba de ello es la revolucionaria y sobre todo barata forma de extirpar la vesícula biliar que realiza el cirujano Enrique Javier Grau en el Hospital Siberia-Serena, en Talarrubias. El método es tan sorprendente que hasta la prestigiosa revista ‘Endoscopy’ se fijó en los excelentes resultados obtenidos. Los principales beneficiarios de esta cirugía puntera en hospitales periféricos son los pacientes, que se someten a una operación mínimamente invasiva.

La técnica se llama colecistectomía transcilíndrica (CTC) y es una alternativa eficaz a la que tradicionalmente se emplea para eliminar la vesícula o colecistectomía laparoscópica. Utiliza un separador cilíndrico que se inserta en la parte superior del abdomen con material convencional a través de una incisión de cuatro centímetros aproximadamente. “No hay que utilizar gas para distender el abdomen, ni televisiones, ni material especial y el separador permite que la incisión sea muy pequeña. Se realiza con anestesia local y sedación”, comenta.

El ‘descubrimiento’ de esta técnica fue posible por una casualidad. Para la cirugía laparoscopia es necesario un aparato llamado capnógrafo, una monitorización no invasiva de la ventilación que mide el dióxido de carbono (CO2) exhalado por el paciente. Se emplea en cirugías en las que al abdomen se distiende con anhídrido carbónico. En el hospital donde entonces trabajaba el doctor Grau, en otra comunidad, se llevaron el aparato. “Se nos ocurrió entonces hacer esto como alternativa a la cirugía laparoscopica. Con este cilindro se aislan todas las estructuras del abdomen y solo se trabaja en el espacio justo que se necesita para quitar la vesícula”.

La técnica era tan interesante que motivó una primera tesis doctoral que se realizó en el Hospital Infanta Cristina de Badajoz, posteriormente se desarrolló con anestesia local y sedación como cirugía mayor ambulatoria en el hospital Siberia-Serena.

El doctor Grau añade que la técnica tiene muy pocas complicaciones. “No hemos tenido lesiones de la vía biliar principal en las ochocientas setenta operaciones realizadas hasta el momento en Talarrubias. En solo cuatro casos hemos tenido que ampliar la incisión y en sólo dos hacer reintervenciones”.

Es una técnica que solo se emplea en Extremadura, ya que la laparoscopia es la más extendida, claro está con más coste para el erario público, concretamente la colecistectomia laparoscópica es 2,4 veces más cara que la CTC. “Yo, que también he realizado laparoscopia para esta cirugía opino que la CTC es más segura e infinitamente más barata, ya que vale 100 euros, frente a los 1.500 que cuesta la misma operación por laparoscopia”. Integran el equipo de Javier Grau los doctores Martina, Jacob Motos y Carlos Jordán. Actualmente, Motos realiza su tesis doctoral en el hospital Sibera-Serena sobre colecistectomía transcilíndrica bajo anestesia local y sedación en cirugía mayor ambulatoria. Además el único hospital de Extremadura que realiza la coledocoscopia, para extraer cálculos de la vía biliar principal, son el Siberia-Serena y Don Benito-Villanueva. Esta técnica es grandemente facilitada por la vía transcilíndrica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: