Una gominola de Talarrubias contra el cáncer


La empresa extremeña Burmar, que fabrica golosinas para todo el mundo desde su fábrica de Talarrubias (Badajoz), y las tiendas Sánchez Cortés, que cuentan con quince establecimientos por la región, venderán estas Navidades una gominola en forma de estrella y toda la recaudación de esta venta se destinará a la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) de Cáceres.burmar

La campaña comenzará el 15 de diciembre y se extenderá hasta el 15 de enero. Durante ese mes, todo lo que se embolse por la venta de esta ‘chuche’ se aportará para ayudar a financiar los diferentes servicios que presta la AECC a los enfermos oncológicos, como terapias, cuidados paliativos, talleres o ayudas psicológicas, además del mantenimiento del piso de acogida que tiene en la capital cacereña para enfermos y familiares que deben desplazarse a recibir su tratamiento.

Todos los detalles se han dado a conocer este miércoles en la sede de la AECC en Cáceres con la presencia de los representantes de cada una de las empresas promotoras de esta idea, María Ángeles Sánchez (Sánchez Cortés), Eva Burgueño (Burmar), junto al vicepresidente de la AECC-Cáceres, Juan Antonio Dionisio, y la alcadesa de Cáceres, Elena Nevado.

aecc

Sánchez ha explicado que la idea ha surgido de estas dos empresas familiares del sector de la confitería que desarrollan una relación laboral desde hace más de 40 años y, ha añadido, que el objetivo de esta campaña es que “todos los extremeños se endulcen la Navidad con un acto solidario”, ha dicho.

Eva Burgueño, por su parte, destacó que los creadores de ambas empresas, los padres de cada una de ellas, “siempre se han comprometido con las causas solidarias” y por eso han decidido unirse en esta campaña ya que Sánchez Cortés es “el cliente más antiguo” de Burmar SL, una empresa que distribuye sus productos por toda España y más de 30 países extranjeros.

Para que la gominola en forma de estrella se encuentre bien, se colocará en las tiendas en un expositor individual con carteles que indiquen que su compra irá en beneficio de la AECC. Se venderán a granel, al igual que el resto de ‘chuches’ al precio de 0,90 euros los 100 gramos.

ITV móvil en Fuenlabrada de los Montes. 18 de Noviembre.


itv

El próximo 18 de Noviembre se desplazará a Fuenlabra de los Montes un equipo móvil de ITV-Agrícola para la realización de inspecciones a:

  • Vehículos agrícolas y obras y servicios
  • Vehículos ciclomotores (2 ruedas)

El horario será de 08.30 a 10.30 hrs.

Echávarri dice que la ciruela extremeña tendrá salida tras el veto ruso gracias a las ayudas de la UE


DOCU_HOY DOCU_HOY A1-37841573.jpgEl consejero de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía, José Antonio Echávarri, destacó ayer la salida que, según él, va a tener la ciruela extremeña tras las ayudas de la Unión Europea para que las ventas no se vean afectadas tras el veto impuesto por Rusia a ciertos productos comunitarios.

Echávarri se pronunció de esta forma en la localidad pacense de Talarrubias, donde visitó la empresa frutícola Seycros, para conocer de primera mano su actividad en un sector que se ha visto afectado por el veto ruso.

En su intervención, el titular extremeño de Agricultura recalcó la gestión realizada por la Administración para solucionar el problema y volvió a pedir que las ayudas lleguen «lo antes posible» a los productores de ciruela. Según destacó la Junta en nota de prensa, esta empresa tiene a esta fruta como producto estrella, junto a la nectarina, pero también produce melocotón, paraguayo y pera, y da trabajo fijo a casi una veintena de personas, además de a casi 140 de forma eventual, tal y como ha comentado el consejero.

Tras recorrer sus instalaciones, el consejero se desplazó a la cooperativa ‘La Siberia Extremeña’, también en Talarrubias, especializada en la producción de aceituna; aunque también vende piensos, abonos, productos fitosanitarios, gasóleo y cereales.

Por su parte, el secretario general de Agricultura y Alimentación del ministerio, Carlos Cabanas, se mostró ayer convencido de que el sector agroalimentario español conseguirá llegar a otros mercados para hacer frente al veto ruso a las importaciones hortofrutícolas europeas. Cabanas apuntó a los países árabes, China, India y México como potenciales mercados de las exportaciones del sector agroalimentario español.

Tres empresarios de Badajoz sacan al mercado una marca de cerveza artesana que incluye miel de Fuenlabrada de los Montes


Lo que comenzó siendo un experimento casero se ha acabado convirtiendo con el tiempo en un proyecto empresarial con nombre propio: Quercus. Es la marca con la que los tres jóvenes empresarios pacenses Pablo Blázquez, Juan Manuel Zapata y Pablo Muñoz han comenzado ya a comercializar su cerveza artesana, que ayer se presentó en sociedad.

De momento, han elaborado los 1.000 primeros litros, 600 en barriles y otros 400 en botellines de tercio (1.200 unidades), que a partir de la próxima semana se podrán consumir en algunos locales de la ciudad. Pero el proyecto es más ambicioso: crear una microcervecería que permita elaborar hasta 20.000 litros de cerveza al mes, además de incorporar a la carta, además de esta primera variedad rubia, la tostada o la de trigo, así como otras con distintos sabores y aromas.

Su aspiración es alcanzar ese volumen de producción en unos seis meses, por eso en estos momentos sus esfuerzos se dirigen a la búsqueda de financiación. Para poner en marcha el proyecto han invertido unos 10.000 euros, pero para crear la microcervecería necesitan entre 150.000 y 160.000 euros. Ya están en conversaciones con algunas entidades financieras y tienen casi a punto el plan empresarial, tutorizado por el programa Neex para emprendedores de la Junta de Extremadura.

Los ingredientes de esta cerveza son agua, cebada, lúpulo, levadura y miel de Fuenlabrada de los Montes. Esta última la han incorporado “porque queríamos darle un toque distinto”, apuntó Pablo Muñoz, que además de empresario es químico. “El proceso de elaboración es muy diferente al de las cervezas industriales, no tiene aditivos y la carbonatación se consigue de forma natural”, destacó.

Eligieron el nombre de Quercus porque querían utilizar un “símbolo de Extremadura”, que es donde inicialmente pretenden distribuir su producto para que esté presente en bares, restaurantes, hospederías y tiendas de productos típicos. El diseño del logotipo también tiene sello pacense.

Herrera del Duque tendrá una estación ITV


La red de centros de Inspección Técnica de Vehículos se completará en Extremadura con siete nuevas estaciones, que se ubicarán en Valencia de Alcántara, Logrosán, Herrera del Duque, Castuera, Llerena, Jerez de los Caballeros y Don Benito.
La Consejería de Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorio y Turismo de la Junta de Extremadura pondrá en marcha estas nuevas estaciones de ITV a través de concesiones administrativas, “para atender la demanda existente en zonas donde todavía no cuentan con esta infraestructura”, señala el Gobierno extremeño.
Asi se ha acordado en el Consejo de Gobierno extraordinario que el Ejecutivo extremeño ha celebrado en Cáceres, y de cuyos acuerdos ha informado en rueda de prensa el presidente extremeño, José Antonio Monago.
En total, se calcula que la inversión privada de esta actuación superará los cinco millones de euros, y creará “hasta cien puestos de trabajo”.

11 plantas renovables deben elaborar planes de emergencia antes de un año. La de Talarrubias es una de ellas.


Once industrias extremeñas, dedicadas a la energía termosolar, deben contar con planes de emergencia exterior en el plazo de un año. Este documento técnico es el protocolo para prevenir y actual ante cualquier riesgo que pudiera haber para la población en la que ubican en el caso de producirse algún accidente en las industrias en las que se trabaja con sustancias peligrosas para la población. Estas son: las termosolares Extresol III, situada en Torre de Miguel Sesmero; Ibereólica Solar de Olivenza; Solaben Electricidad II y III (ambas en Logrosán), Termosol Uno y Dos, ubicadas en Navalvillar de Pela, y Serrezuela Solar de Talarrubias y Bruma renovables de Valdecaballeros, además de las plantas de gas natural licuado de Navalvillar de Pela (dos) y Torre de Miguel Sesmero.

Para dar cumplimiento a esta obligación –que recoge el decreto 1254/99– de las industrias, el Diario Oficial de Extremadura publicó el pasado miércoles el concurso para la licitación de los planes de emergencia exterior en estas once industrias renovables por un importe de 67.032 euros (IVA incluido). Los documentos deben estar redactados y completados en su totalidad antes del 30 de junio del próximo año. En ellos se establecen las medidas de actuación y coordinación de los medios y recursos de la comunidad autónoma, de otras administraciones públicas y entidades públicas y privadas con el objeto de prevenir y mitigar las consecuencias de esos posibles accidentes sobre la población, el medio ambiente y los bienes que puedan verse afectados por el incidente. Las empresas interesadas en acogerse a este concurso deben presentar sus proposiciones antes del 6 de septiembre.

La Diputación saca a concurso las obras de refuerzo de las carreteras Olivenza-San Jorge y Garbayuela-Tamurejo


La obra de refuerzo de la carretera provincial BA-103 que une las localidades de Olivenza y San Jorge de Olivenza, y la obra de refuerzo de la carretera provincial BA-173 de Garbayuela a Tamurejo han salido a concurso.

El presupuesto de ejecución por contrata de la primera asciende a 297.748 euros y dos meses de ejecución, mientras que el de la segunda es de 592.349 euros y seis meses de plazo de ejecución.

El concurso ha sido convocado por la Diputación de Badajoz, a través del Área de Fomento, y las ofertas se pueden presentarse hasta las 14,00 horas del día 1 de abril en la Oficina de Información Administrativa de la Institución Provincial, según informa en nota de prensa.

Lugares olvidados: Central Nuclear de Valdecaballeros


Gracias a diós, aquí no hubo ningún accidente nuclear porque la central nuclear nunca llegó a entrar en funcionamiento. El por qué no llegó a funcionar lo veremos a continuación.

UN POCO DE HISTORIA

En la décadas de los 70 y 80 del anterior siglo, a raíz de algunos accidentes en diversas centrales de Estados Unidos y sobretodo el gran desastre ecológico y humano que supuso la tragedia de Chernobyl , un sector de la comunidad científica, el creciente movimiento ecologista y muchas otras voces alertaron del peligro que para la población y el medio ambiente en general, suponían las actividades que implicaban la fisión atómica, por los riesgos de fugas radioactivas, accidentes en los generadores, o la compleja gestión de los residuos.

La opinión pública reaccionó y llevó a varios gobiernos a plantearse la detención, ya que no la finalización de los programas nucleares en curso. A esa “parada temporal” de los programas se le denominó moratoria nuclear, ya que no implicaba el cierre de instalaciones activas, sino únicamente la paralización de las centrales que se estaban construyendo, esto es, no construir más centrales y dejar únicamente las que ya había construidas.

A partir de 1950 se produce en España un gran interés en la energía nuclear con que en la década de 1960 da lugar a la ley de energía nuclear y a la primera central de este tipo en Zorita. A ésta le siguieron Garoña, Vandellós I, Ascó, etc., propiedades todas ellas de las grandes eléctricas del país (Unión Fenosa, Iberdrola y Endesa).

Tras la llegada en 1982 al poder del PSOE se suspendieron los ambiciosos programas de energía nuclear ya que la presión social había hecho incluir esta suspensión en el programa electoral de ese partido, entre otros. En 1991, se paralizan, siendo posteriormente suspendidas, las obras de 4 centrales nucleares proyectadas (Lemoniz, Valdecaballeros y Trillo II). Las pérdidas fueron multimillonarias dadas las tremendas inversiones que habían tenido que realizar las eléctricas, y que ahora no podrían obtener beneficios al haberse anulado los permisos.

Esperamos que con el tiempo podamos traer reportajes de las demás centrales paralizadas, hasta entonces esperamos que disfruteis con este reportaje de la central de Valdecaballeros.

Otro tipo de cobrador del frac


El cobrador del frac podría tener las horas contadas. El ingenio o la desesperación hace que surjan iniciativas diferentes para reivindicar lo que a una persona, en teoría, le pertenece. Una fórmula podría ser estacionar en frente del deudor una furgoneta con unas telas con mensajes alusivos a la reivindicación. Eso sí, para ello, hay que equiparse con una nevera llena de alimentos, una pequeña televisión con una batería y un colchón más o menos cómodo por si es necesario pasar la noche. El último componente es tener mucha paciencia.

Esta fórmula es la que han utilizado Agustín Guijarro y su cuñado Antonio Vidal, trabajadores de la empresa familiar de suministros de gasóleo Hermanos Guijarro Escalada y de la gasolinera El Quinto Pino, en la localidad pacense de Siruela. Desde el pasado domingo y hasta ayer estacionaron su vehículo en frente de las oficinas de Explotaciones Palazuelo. Piden a esta empresa que les abone una deuda de 61.900 euros. Para ello, colocaron en su furgoneta pancartas con frases como ‘comprar y no pagar es estafar’ o ‘prefiero morir luchando que vivir penando’.

Estas dos personas explican que ésta es la única fórmulas que les queda para reivindicar ese dinero, tras el suministro de gasóleo que hicieron a la entidad miajadeña en la obra de mejoras que se han realizado en la carretera pacense que va de Sancti Spiritus a Garlitos, en la zona de la Siberia Extremeña. Explican que este proyecto fue concedido a la entidad Gévora Construcciones, que, a su vez, subcontrató a Explotaciones Palazuelo. Guijarro asegura que si en uno o dos meses no le pagan esta deuda, supondrá la quiebra de la empresa y se quedarán en la calle varias familias con hijos. «Ahora estamos en números rojos y pagando muchos intereses».

Apoyo

Durante estos cuatro día en Miajadas, los dos manifestantes aseguran que han tenido el apoyo de la mayoría de los ciudadanos. Sin embargo, en algún momento han pasado miedo porque han sido amenazados por un familiar de los administradores de Explotaciones Palazuelo. «Nos dijo que iban a ir al campo y cuando viniera nos íbamos a enfrentar a la escopeta». también explican que mantuvieron una reunión con los los gerentes de la empresa pero no se llegó a un acuerdo.

Esta acción reivindicativa terminó ayer. Sin embargo, Agustín y Antonio recuerdan que volverán en el mes de septiembre con la familia y los amigos para seguir reivindicando lo que es suyo.

La empresa

Uno de los gestores de la entidad miajadeña, Serafín Cintero, niega que haya habido cualquier tipo de amenaza. Además, indica que ha presentado una denuncia porque han ido en contra del derecho a la intimidad.

En un escrito, Cintero señala que Explotaciones Palazuelo paralizó las obras que estaba realizando entre Sancti Spiritu y Garlitos por la falta de pagos de la entidad que les contrató, Gévora Construcciones. Este hecho provocó que se rescindiera el contrato y que la constructora comunicará a la entidad miajadeña que «no pagaría las cantidades facturadas pendientes, ni los trabajos» que se deberían realizar, según Cintero. Esta deuda motivó que «haya dejado en la estacada» a las diez empresas subcontratadas por Explotaciones Palazuelo, con el consentimiento de la Diputación Provincial de Cáceres, que es la entidad que adjudicó la obra.

Serafín Cintero dice que ha pedido a Gévora y a la institución pacense que la cantidad que se adeuda sea destinada al resto de empresas que han intervenido en la carretera. Explotaciones Palazuelo ha puesto esta problemática a disposición judicial.

El administrador también manifiesta que «se han sentido acosados» durante estos días por los dos manifestantes.

Una vecina de Siruela promueve una industria quesera en dicho municipio que requiere 201.000 euros


Una vecina de Siruela (Badajoz) llamada Virginia Mundi Martín ha promovido una industria quesera en dicho municipio que requiere una inversión de 201.000 euros, de los que 60.330 han sido aportados por la Junta de Extremadura, según publica la revista ‘Caudal’.

La fábrica de quesos estará ubicada en la Travesía de Guadalupe de Siruela, que es un municipio pacense que cuenta con una “potente” cabaña ganadera de ovino.

A %d blogueros les gusta esto: