La sequía obliga a la Junta a buscar pozos y hacer obras urgentes en 5 municipios, uno de ellos en Bohonal de los Montes


Que llueva, y ya. La ausencia de precipitaciones en los últimos meses y la bajada del nivel de los embalses extremeños, que han perdido un 20% de su capacidad en el último año, han puesto en alerta a la Junta de Extremadura, que ya trabaja con los ayuntamientos de cinco municipios de Gata, Alcántara, Trujillo, La Siberia y Tajo Salor para buscar pozos y acometer actuaciones de mejora urgente en la red de distribución. De momento, asegura que abastecimiento está garantizado, pero pide “responsabilidad” a los ciudadanos en cuanto al consumo y avisa de que si no llueve lo suficiente en otoño, la situación será “preocupante” para la región.

“La situación es complicada porque llevamos dos años con un déficit híbrico muy, muy acusado”, declaró ayer el consejero de Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorio y Turismo, Víctor del Moral. Afirma que la mayoría de las poblaciones extremeñas tienen asegurado el abastecimiento para los próximos meses pero insiste en que la situación será “preocupante” para toda la comunidad si este otoño no viene cargado de abundantes lluvias. “Salvo en sitios muy puntuales en los que la consejería está trabajando codo con codo con los ayuntamientos buscando nuevas fuentes de abastecimiento, está garantizado en las poblaciones más importantes”, explicó. Estas zonas puntuales son algunos municipios de La Siberia, Gata, Tajo Salor, Valencia de Alcántara, y Trujillo. En todas ellas se están desarrollando actuaciones urgentes para mejorar la red de abastecimiento con un presupuesto de 142.000 euros.

Según los datos facilitados por la Consejería de Fomento, en Bohonal de Los Montes –pedanía de Helechosa de Los Montes, en La Siberia– se están reparando los depósitos y se ha adquirido una nueva motobomba para captación de agua superficial. En Mohedas de Gata se ha procedido a instalar un nuevo grupo de bombeo; en Mata de Alcántara se está ejecutando un nuevo pozo de sondeo “con objeto de obtener una garantía de suministro en el abastecimiento” y en La Aceña de La Borrega –pedanía de Valencia de Alcántara– se está mejorando la red de agua. Del Moral también ha detallado que en todas estas zonas, incluida la comarca de Tierras de Trujillo, ha sido necesario buscar y hacer nuevos pozos para garantizar el suministro. Especialmente en las poblaciones más pequeñas.

El consejero insistió además en “lanzar un mensaje de responsabilidad a la ciudadanía” con respecto al consumo de agua. Un recurso que “a veces en Extremadura es rico y abundante, pero a veces también vienen períodos de sequía como este que hemos encarrilado y que hace que el déficit sea muy acusado”. “Esperemos que los meses de octubre y noviembre vengan con lluvias porque sino, para el verano de 2013 vamos a tener más problemas y más acusados”, alertó el consejero.

AGUA EMBALSADA La falta de precipitaciones durante el último año ha hecho mermar la capacidad de los embalses extremeños casi un 20% y además, ha dañado seriamente a la agricultura y la ganadería con pérdidas superiores a los 100 millones de euros. Según los últimos datos aportados por el Ministerio de Agricultura, los embalses extremeños albergan 8.126 metros cúbicos de agua. Se encuentran al 57,21% de su capacidad (al 63% los de la provincia de Badajoz y al 49,7% los de la de Cáceres). En la primera semana de agosto, en Extremadura había un 16,5% menos de agua embalsada que en el mismo periodo del año anterior y un 5% menos en que la media de los últimos diez años.

Por presas, la situación es más preocupante en Cornalvo, que se encuentra al 9% de su capacidad, pero también en otras más grandes como el embalse Gabriel y Galán, que está al 33%. Valdecañas, Cíjara, Borbollón y Guadiloba también albergan menos de la mitad del agua que pueden soportar. Por contra, Llerena y Montijo están al 100%.

Los padrones y los contadores de agua de Fuenlabrada de los Montes, Garbayuela y Herrera del Duque serán revisados


El Boletín Oficial de la Provincia (BOP) de Badajoz, con fecha 17 de marzo, publica la licitación para el contrato de revisión de padrones y contadores de agua en 14 municipios de la provincia pacense. El presupuesto de licitación es de 139.092 euros y los trabajos se realizarán durante un año. Esta inversión, al igual que el resto de actividades encuadradas en el proyecto de optimización del Ciclo Integral del Agua en la Provincia de Badajoz es asumida íntegramente por la Diputación de Badajoz a través de su Consorcio Medioambiental, y por tanto no supondrán ningún coste adicional a las poblaciones ni a sus vecinos.

El Boletín Oficial de la Provincia (BOP) de Badajoz, con fecha 17 de marzo, publica la licitación para el contrato de revisión de padrones y contadores de agua en 14 municipios de la provincia pacense.El presupuesto de licitación es de 139.092 euros y los trabajos se realizarán durante un año. Esta inversión, al igual que el resto de actividades encuadradas en el proyecto de optimización del Ciclo Integral del Agua en la Provincia de Badajoz es asumida íntegramente por la Diputación de Badajoz a través de su Consorcio Medioambiental, y por tanto no supondrán ningún coste adicional a las poblaciones ni a sus vecinos.

Los municipios sobre los que se realizará esta revisión son, en concreto, Fregenal de la Sierra, Valle de Matamoros, Valle de Santa Ana, Fuenlabrada de los Montes, Garbayuela, Herrera del Duque, La Coronada, La Haba, Magacela, Manchita, La Nava de Santiago, Puebla de Obando, Don Álvaro y Puebla del Prior. En total, 22.637 habitantes y 16.342 abonados.El objetivo de esta medida es la revisión, actualización o generación de padrones de abonados, análisis estudio y diagnosis del parque de contadores, así como la toma de lecturas de los contadores y la inspección de suministros de los domicilios, locales, comercios e industrias públicos o privados donde tenga lugar el suministro de agua potable. De esta forma se pretende disponer de un padrón de abonados lo más completo posible y de un parque de contadores en los servicios a gestionar debidamente optimizado, con lo que se reducen los costes del servicio y con ello los recibos de suministro y distribución de aguas de los contribuyentes. Según fuentes de Promedio, cuanto mejor esté controlado el parque de contadores y más actualizado sea el padrón de los abonados, el precio del agua potable suministrada a los vecinos de las localidades disminuirá en mayor medida.Es el primero de los trabajos que Promedio desarrollará en los municipios que han decidido incorporarse a su Servicio de Distribución de Agua Potable, y al que seguirán otros como búsqueda de fugas, optimización de rendimientos hidráulicos o instalación de contadores a ala entrada u salida de los depósitos, según informó la Diputación de Badajoz en nota de prensa.

A %d blogueros les gusta esto: